3 consejos de oro para eliminar el mal olor y sudor de las axilas

La mejor manera de tratar el olor del sudor, también conocido científicamente como bromhidrosis, es tomar medidas que ayuden a reducir la cantidad de bacterias que se desarrollan en las regiones de mayor transpiración, como las axilas, los pies o las manos.

Estas son los principales responsables de producir las sustancias que producen el mal olor que se siente en las axilas.

A continuación te presento estos consejos que deben adaptarse a cada persona porque, a menudo, basta con cambiar el tipo de jabón que se usa todos los días para reducir el olor a sudor.

¿Cómo eliminar el olor y sudor de las axilas?

cómo quitar el mal olor y sudor de las axilas
cómo quitar el mal olor y sudor de las axilas

Los consejos para tratar el olor del sudor que se puede hacer en casa incluyen:

  • Use jabones antisépticos, como Protex o Dettol
  • Seque bien la piel después de bañarse, usando una toalla suave
  • Evite comer cebollas, ajo y comida muy picante o muy condimentada
  • Use ropa de algodón y cámbiesela diariamente, evitando así la ropa sintética
  • Evite repetir la misma ropa diariamente
  • Depilar las axilas o mantener el pelo corto
  • Use desodorante antitranspirante diariamente.

Otro consejo importante para los que tienen un fuerte olor a sudor en la axila es lavar la parte de la ropa que está en contacto con la axila con jabón de coco antes de ponerla en la lavadora.

Después de que la ropa esté seca es importante plancharla en el mismo lugar, eliminando así las bacterias que quedaron en el tejido.

Jugo de col para eliminar el olor a sudor

El jugo de col y perejil es una excelente opción, y puede prepararse de la siguiente manera:

Ingredientes:

  • 1 zanahoria
  • 1 manzana
  • 1 hoja de col
  • 1 puñado de perejil

Método de preparación:

Bate todos los ingredientes en una licuadora o colocarlos en la centrifugadora y beber inmediatamente después.

Este jugo se debe tomar diariamente, 2 veces al día. Una dieta equilibrada, evitando la ingesta excesiva de alimentos ricos en proteínas, como las carnes rojas, el queso y los huevos, y los alimentos con un fuerte aroma, como el ajo o la cebolla, también ayuda a reducir el olor a sudor.

Bicarbonato de sodio con limón para las axilas

Otra receta que te puede ayudar a eliminar el fuerte olor de la axila es aplicar una mezcla de bicarbonato de sodio y limón después del baño, lo cual se debe hacer de la siguiente manera:

Ingredientes:

  • 1 limón;
  • Media cucharadita de bicarbonato de soda.

Método de preparación

Pon 3 gotas de limón junto con el bicarbonato de sodio y aplicar en la zona de las axilas, dejar actuar durante 5 minutos y lavar con agua.

Después de hacer la aplicación de esta mezcla es necesario no exponer la axila al sol debido al riesgo de desarrollar manchas en el lugar.

¿La leche de magnesia termina con el mal olor de la axila?

quitar el mal olor y sudor de las axilas con leche de magnesia
quitar el mal olor y sudor de las axilas con leche de magnesia

La leche de magnesia es el nombre comercial de la solución acuosa de hidróxido de magnesio (Mg(OH)2 en una concentración de aproximadamente el 7% en masa.

La principal aplicación de este líquido espeso y blanco es como antiácido y laxante.

Sin embargo, hay otro propósito para este producto que ha ido ganando cada vez más adeptos y es  su uso como desodorante.

Muchas personas tienen miedo de que el antitranspirante normal cause cáncer. Una rama de la medicina conocida como Medicina Ortomolecular sugiere que el aluminio presente en los antitranspirantes puede ser absorbido por el cuerpo y acumulado, lo que aumentaría la incidencia de cáncer de mama y enfermedad de Alzheimer.

¿Cómo funciona la leche de magnesia como desodorante?

La leche de magnesia puede realmente poner fin al mal olor en las axilas, primero necesitamos saber qué constituye nuestro sudor y por qué presenta este olor desagradable.

Nuestras glándulas ecrinas y epocrinas secretan sudor, que se compone básicamente de agua (99%), cloruro de sodio, ácidos carboxílicos de baja masa molar, urea, sales de hierro, potasio, amonio, ácido láctico, proteínas y otros componentes. Su función es regular la temperatura corporal y eliminar metabolitos.

El sudor es entonces eliminado por las glándulas sudoríparas, inicialmente sin ningún olor desagradable. Sin embargo, en nuestra piel hay bacterias que metabolizan las sustancias del sudor y producen algunos compuestos de mal olor, como el ácido butírico, capróico y otros asociados a las aminas y la mercaptana.

Estos ácidos carboxílicos mencionados tienen un olor muy fuerte e irritante. Por ejemplo, el ácido butírico (C3H7COOOH) tiene este nombre porque proviene del latín butyrum, que significa “mantequilla”, tiene el olor a mantequilla rancia.

El ácido caprónico proviene del latín alcaparra, que significa “cabra”, es el popular “olor a cabra”.

Así, lavar con agua y jabón las axilas disminuye el mal olor, sin embargo, no termina completamente con el olor, porque no llega completamente a los agentes microbianos, que pueden permanecer en la dermis, la capa intermedia de la piel. Por eso, la necesidad de utilizar “productos químicos”.

Como vimos, son los ácidos los que traen el mal olor, por lo tanto, si utilizamos sustancias básicas en el lugar, el medio es neutralizado.

Por ejemplo, si utilizamos leche de magnesia, que es la base de hidróxido de magnesio, nos estamos convirtiendo en el medio básico, que causará la muerte de las bacterias y, en consecuencia, no descompondrán las sustancias orgánicas eliminadas en el sudor.

Otra sustancia ampliamente utilizada en el talco desodorante es el bicarbonato de sodio (NaHCO3), ya que es capaz de neutralizar el exceso de ácido en el medio.

Cuándo ir al médico por mal olor en las axilas

Es aconsejable consultar a un dermatólogo cuando la sudoración es muy intensa o el olor es muy fuerte, ya que a menudo pueden ser síntomas de cambios hormonales, enfermedad renal, hígado o diabetes.

En casos más graves, el médico puede recomendar el tratamiento con cremas que contengan aluminio u otras sustancias antitranspirantes y antibióticas, como la eritromicina.

El médico también puede prescribir procedimientos con láser, como la liposucción de las glándulas y la inyección de toxina botulínica, conocida como botox.

Así que el mal olor se puede combatir pero siempre es bueno visitar tu medico de confianza para de esta forma evitar quedar expuesto en ciertas ocasiones ante tus amistades.